lunes, 8 de octubre de 2007

Los cadáveres más famosos del mundo.

Extraña cosa ésta de la fama. Pudiera pensarse que ella se extingue no bien su poseedor muere.
La riqueza, esfumado su beneficiario pasa con rapidez a otras manos. La enfermedad apenas se enfría el cadáver desaparece para siempre. Lo mismo ocurre con la maldad, la vanidad, la avaricia o la corrupción.
No obstante pareciera ser que la fama, ese misterioso don que hace que los humanos admiren u odien a estos personajes que la conquistaron, perdura aún más allá de la muerte. Todo indica que una vez que se aferra a las personas convirtiéndolas en celebridades, jamás las abandona.

Es el caso de Rasputín, nacido como Grígori Efímovich Novikh Rasputín conocido como el Monje Loco, favorito de los zares, en especial de la Emperatríz Alexandra, quien consiguió tanto poder entre la nobleza y la casa real rusa que fue asesinado por un sector de la nobleza. Lo drogaron, envenenaron con cianuro, dispararon contra su pecho y golpearon con fierros su cuerpo rompiéndole todos los huesos sin que dejara de volver a levantarse una y otra vez burlándose de sus verdugos, hasta que finalmente consiguieron destruirlo, a pesar que la leyenda asegura que de su tumba, hecha en el hielo que cubría las aguas de un río, a los dos días asomó por un hoyo su mano crispada haciendo con los dedos el signo de bendición.
De él, un museo erótico de San Petersburgo, el primer museo del erotismo de Rusia, conserva su pene. La exposición permanente está abierta al público, que puede admirar una impresionante colección de falos de cerámica y de imágenes libertinas, algunas de las cuales datan del siglo XIX. El sexo del monje, curandero y consejero del último zar de Rusia, cuyos excesos sexuales son legendarios, es conservado en una solución de alcohol.

Ante la vitrina dedicada a Rasputín, puede leerse: "Pene de Rasputín, asesinado en San Petersburgo la noche del 16 al 17 de diciembre de 1916. 28,5 cm".

Quién no recuerda a Marilyn la más seductora de las reinas de Hollywood. Norma María Digdanian Jeane Mortenson, actriz estadounidense nacida en Los Angeles, California y que llegó a ser un símbolo sexual de los años 1950 y sin duda el mayor icono cinematográfico existente.

Su deceso se cubrió de un halo de misterio. Fue encontrada sin vida por su criada en su casa, tendida sobre la cama, con el teléfono descolgado, el 5 de agosto de 1962 a las 3 y media de la madrugada, a la edad de 36 años. De la ambulancia estacionada desde hacía 5 horas salieron enfermeros que entraron escoltados por personajes del gobierno y fueron los primeros en penetrar al departamento. Una asesora del departamento creyó reconocer a Robert Kennedy. El informe policial calificó el suceso como probable suicidio, si bien se han barajado otras posibilidades, incluida la del asesinato. Un testigo afirmó que mientras era retirado el cuerpo de Monroe, uno de los presuntos enfermeros aplicó una inyección entre los pechos de la actriz ya fallecida. Muchas conjeturas de asesinato han apuntado a la familia Kennedy y a J. Edgar Hoover, siniestro personaje, creador de la CIA y su Director hasta su muerte en 1972. Feroz anticomunista, racista, antisemita y homosexual resentido, sobrevivió a siete mandatos presidenciales, siendo inútil todo esfuerzo por expulsarlo o llamarle a retiro por el inmenso poder que acumuló. La autopsia jamás reveló el menor rastro de barbitúricos en el estómago de la actriz que fue la causa de muerte oficialmente aducida; y sus órganos vitales que fueron extraídos para un análisis más concienzudo, desaparecieron misteriosamente.

Tres días después, Joe Di Maggio, uno de sus ex maridos, celebró el funeral en privado. Lee Strasberg pronunció las siguientes palabras de despedida:¡No puedo decir adiós a Marilyn; nunca le gustaba decir adiós!.Pero adoptando su particular manera de cambiar las cosas para así poder enfrentarse a la realidad, diré: "hasta la vista. Porque todos visitaremos algún día el país hacia donde ella ha partido."

John F. Kennedy (1917-1963), el trigésimo quinto Presidente de los Estados Unidos fue asesinado el viernes 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas a las 12,30 horas. Kennedy fue mortalmente herido por disparos mientras circulaba en el coche presidencial en la Plaza Dealey. Fue el cuarto presidente de EE.UU. asesinado y el octavo que murió en ejercicio de sus funciones.
Dos investigaciones oficiales concluyeron que Lee Harvey Oswald, un empleado del almacén Texas School Book Depository en la Plaza Dealey fue el asesino. Una de ellas concluyó que Oswald actuó solo y otra sugirió que actuó al menos con otra persona. El asesinato todavía está sujeto a especulaciones, siendo origen de un gran número de teorías sobre conspiración.

Hace poco, Howard Hunt, miembro importante de la CIA, confesó en su lecho de muerte la auténtica trama que envuelve este magnicidio.
Según Hunt, el trigésimo sexto presidente de los Estados Unidos, Lyndon B. Johnson, fue el autor intelectual del asesinato, ansioso de conseguir el poder tras dos años como vicepresidente y viendo cómo las posibilidades de suceder a Kennedy se desvanecían. El asesinato fue planificado por ciertos agentes de la CIA que estaban en contra de Kennedy, como el propio Hunt o Cord Meyer, cuya esposa tenía un affair con el entonces presidente. El francotirador sería un asesino a sueldo de la CIA proveniente de la mafia corsa apellidado Lucien Sartí.

Hunt estaba enojadísimo con el Presidente Kennedy por lo que consideraba una falta de voluntad para derrocar al régimen de Castro . En su autobiografia semi ficticia , "Give Us this Day", él escribió : "La Adminitración Kennedy dió a Castro todas las excusas para que tomara el poder en la isla de Jose Marti, despues se movió malditamente hacia las sombras y creyó que la situación se solucionaría sola." (p.13-14). Desilusionado se retiró de la CIA en 1970.
En 1981, Hunt ganó US$650,000 en un libelo acusatorio contra el Liberty Lobby, después de que este publicara un artículo de Víctor Marchetti en su periódico The Spotlight acusando a Hunt de estar envuelto en la conspiración de asesinato de John F. Kennedy. Sin embargo ésta decisión fue apelada y ganada por Mark Lane que defendió exitosamente al Liberty Lobby. Lane delineó su teoría acerca del rol de Hunt y de la CIA en el asesinato de Kennedy en su libro de 1991,"Plausible Denial."

El presidente americano ingresó cadáver en el Hospital Parckland Memorial de Dallas pocos minutos después del atentado e inmediatamente el vicepresidente Johnson ordenó que la limusina, manchada de sangre y llena de pruebas, fuera limpiada por los agentes del SS en el aparcamiento de ambulancias del hospital. Resulta desconcertante que la máxima preocupación de Johnson 10 minutos después del asesinato de Kennedy fuese limpiar el coche, no sólo por lo absurdo de la premura, sino también por lo escandaloso de la eliminación de pruebas que podían ayudar a esclarecer el caso.

Elvis Aaron Presley es considerado el Rey del Rock'n Roll. Su estilo único de cantar, sus movimientos agresivos en el escenario, su carisma y demás cualidades es lo que actualmente le permite ser la mayor figura musical de la historia. Además de sus inumerables récords, la calidad en las canciones que interpretó es lo que sigue produciendo el fenómeno de que nuevas generaciones engrosen las filas de sus fervorosos seguidores.

Ha encabezado por muchos años la lista de de los artistas fallecidos con mayor recaudación por sus productos, solamente desbancado en el 2006 por Kurt Cobain. Anualmente su casa-mansión Graceland es visitada por millones de personas de todo el mundo. Es la segunda casa más visitada de los Estados Unidos, detrás de la Casa Blanca.
Son muchos los músicos y cantantes que reconocen que Elvis fue la chispa que cambió la música popular y a toda una generación y que gracias a él, ellos tomaron el mismo camino.

En resumidas cuentas, Elvis Presley ha de dejado de ser un icono estadounidense, para convertirse en el icono mundial de la música.
Elvis pasó de la depresión a la esquizofrenia, de la melancolía a la hiperactividad, de la amabilidad a la ira y la histeria. De sus 70 kilos de peso a los más de 115 que lo aislaron en las paredes de Graceland.
Las pocas presentacione personales que Elvis realizó en aquella época fueron de mal en peor. En escena daba la impresión que nada le importaba. Ni la música ni su imagen y sus largos monólogos cada día se volvían más incomprensibles.
Pocos días antes de su muerte Elvis ya no coordinaba sus ideas, perdía la memoria y caía en incoherencias.
El martes 16 de agosto de 1977, a las 22,20 de la tarde, Joe Esposito, su manager, fue a su habitación encontrándolo muerto en el baño, donde yacía en el suelo.

Hay muchas leyendas sobre Elvis, sobre todo sobre su muerte, pero una es la que tiene más fuerza. Según cuentan dos horas después de la muerte de Elvis un hombre llamado John Burrows sacó un billete de avión con dirección a Argentina. Lo peculiar de este hombre es que era muy parecido a Elvis y lo más sorprendente es que el nombre con el que firmó era el pseudónimo muchas veces utilizado por Elvis. Años después este Burrows, con el nombre artístico de Orion, se puso a cantar imitando a Elvis y sus espectáculos eran muy parecidos, pero llevaba un antifaz que le cubría parte de la cara, con lo que se empezó a especular que este hombre en verdad era Elvis. Seguramente esto no se podrá comprobar nunca debido a que Orion murió en el año 98. Algunos datos que contribuyen a esta leyenda son los hechos de que el segundo nombre de Elvis esté mal escrito en su tumba, Aaron en vez de Aron, que es el nombre que figura en su partida de bautismo. Otro dato es el hecho que la familia de Elvis no haya cobrado aún el millonario seguro de vida. En EE.UU. no es delito fingir tu propia muerte, pero sí lo es fingirla y cobrar el seguro. Elvis deseaba ser enterrado junto a su madre en el jardín de la meditación de su mansión de Graceland, pero su tumba no la pusieron a su lado como era su voluntad.


Ernesto Guevara (1928-1967) conoció al líder cubano, Fidel Castro, en México en 1956 y allí se sumó a la expedición armada que entró luego en la isla y se alzó en las montañas de la Sierra Maestra para derrocar a Fulgencio Batista.

En los primeros años de la revolución, el "Che", quien recibió la nacionalidad cubana por los servicios prestados a la revolución, fue nombrado presidente del Banco Nacional y más tarde ministro de Industrias.
Pero su idea de impulsar la revolución en América Latina le llevó a Bolivia en 1966, donde fue capturado por el ejército el 8 de octubre de 1967 en la quebrada del Yuro (centro) y conducido a una escuela en la aldea de La Higuera, donde fue asesinado al día siguiente.
Sus restos descansan en Santa Clara, escenario de la acción armada que encabezó en diciembre de 1958 al mando de una columna guerrillera que avanzó desde las montañas orientales de la Sierra Maestra y tomó esa ciudad central en una batalla considerada decisiva para la revolución triunfante el 1 de enero de 1959.

Guevara, que había ingresado en Bolivia en noviembre de 1966, condujo a medio centenar de guerrilleros, en su mayoría bolivianos y cubanos y fue capturado el 8 de octubre de 1967 y muerto al día siguiente, dejando tras sí una estela de heroicidad que muchos aún respetan.


"Díganle a Fidel que él verá una revolución triunfante en América Latina y díganle a mi mujer que se case de nuevo y que intente ser felíz."Esta frase fue el último mensaje de Ernesto Che Guevara el 9 de octubre de 1967 cuando fue interrogado por el miembro de la CIA de EE.UU. Félix Rodríguez y le permitieron decir algo antes de ser ultimado por una ráfaga de ametralladora. Después, conteniendo apenas su cuerpo sufriente, sin poder pararse bien por sus heridas en la pierna y con el asma que le asfixiaba, el Comandante Che Guevara dió la última orden, esta vez a su verdugo: "Apunte y sostenga firme el arma: va a matar a un hombre". Las balas de la ráfaga de la ametralladora lo atravesaron y se derrumbó de costado mal herido, para ser rematado finalmente por otros disparos.


“He nacido en la Argentina; no es un secreto para nadie. Soy cubano y también soy argentino y si no se ofenden las ilustrísimas señorías de Latinoamérica, me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie.”


2 comentarios:

inner dijo...

un buen articulo

saludos

enblanco dijo...

hola buenaS TARDES OS DEJO MI DIRECCION PARA QUE ME DIGAIS LO QUE PENSAIS,GRACIAS
WWW.ENBLANCODIVX.BLOGSPOT.COM